internet of things

El Internet de las Cosas (IoT) ha ganado un espacio muy importante en los diferentes sectores económicos del país, entre ellos el transporte aéreo. Su labor principal en este escenario ha consistido en ayudar a garantizar el control en las cadenas logísticas complejas como el transporte de alimentos, medicamentos y flores, donde condiciones específicas como la temperatura, el almacenamiento, la manipulación y los tiempos marcan la diferencia entre un proceso exitoso y una pérdida.

Uno de los puntos álgidos del transporte aéreo es el hecho de movilizar cargas que necesitan de las cadenas de frío. Según cifras del Dane, solo en 2015 se movieron en exportaciones bajo esta condición -y esta modalidad de transporte-, un total de 209.048 toneladas, una cifra superior a la de otros medios de transporte: por vía marítima se movieron 159.148 toneladas y por vía terrestre 61.732.

El caso puntual de las flores es un buen ejemplo para ahondar sobre los tipos de carga que necesitan de las cadenas de frío, pues es imprescindible que estas viajen bajo ciertas especificaciones de temperatura que aseguren su duración. De acuerdo con datos oficiales de Asocolflores, pasan entre 11 y 16 horas desde el momento en que las flores salen de los cultivos y son cargadas en los más de 500 vuelos hacia los 100 mercados a los que llegan. No hay lugar a contratiempos. Este es un tema fácilmente monitoreable gracias al IoT, pues los dispositivos conectados en cada parte del proceso de transporte (camiones, aviones y bodegas de almacenamiento) permiten hacer un seguimiento en tiempo real de los productos movilizados, controlando su llegada a los diferentes mercados y ciudades de distribución.

El IoT, entonces, ha demostrado ser muy útil en procesos logísticos de transporte, pues le otorga a las empresas la capacidad de controlar hasta el más mínimo detalle, mitigando los riesgos que se pueden presentar en el movimiento de mercancías. Esto, sin duda alguna, es muy importante en la industria aeronáutica, pues se trata del transporte de productos de muy alto valor en trayectos más largos donde hay procesos más complejos involucrados.

Ahora bien, además de facilitar el proceso logístico, el uso de esta tecnología contribuye a ampliar la información detallada de un producto -dimensiones, peso, unidades, estado-, lo que ayuda a detectar errores que afecten su estado. Es importante resaltar que hay más tipos de traslados que requieren de atención, como por ejemplo el de los alimentos, donde las flotas no solo deben asegurar los tiempos y el mantenimiento de las cadenas de frío, sino que además deben cumplir con las normativas específicas para el movimiento de este tipo de enseres.

En Identidad IoT siempre buscamos la forma de entregarle a nuestros clientes servicios de calidad para que sus productos tengan una hibridación asertiva entre tecnología y servicios.

AG/CP 

Sin votos (todavía)